Inicio | Correo

VICARIATO APOSTÓLICO SAN JOSE DEL AMAZONAS

Parroquia Natividad de María

 

Equipo Misionero

P. Yvan Boucher
Sacerdote Diocesano
Hna. Ana Maria Núñez
MEMI

Hna. Josefina Girón
MEMI

 
Jovino Arimuya
Diacono

Gabriel Gregoire
Misionero laico

 

 

Reseña Histórica de Tamshiyacu

Surcando el Amazonas hasta 18.5 millas río arriba de Iquitos, podemos ver a la izquierda, el pueblo de Tamshiyacu.

La historia relata que hacia 1899 llegaron a las riberas del Amazonas, no lejos de Iquitos, Francisco Vigo Boldán, Adolfo Chávez y Toribio Hernández, natural de Chachapoyas. Dieron el nombre de Tamshiyacu, unión de dos palabras quechuas Tamshi: Liana y Yacu: Agua. Después de una breve estadía en Iquitos, Toribio Hernández regresó a Tamshiyacu uniéndose en matrimonio con la joven Carmen Chávez. En 1910, ayudado de algunos colaboradores y sostenido con los estímulos del Sr. Carlos Zapata, Prefecto del Departamento de Loreto, Toribio elaboró un plan de urbanización que no tardó en realizarse y en hacer de Tamshiyacu, este pueblo progresista y simpático de hoy. El 8 de Junio de 1956, este pueblo fue elevado al rango de capital del distrito de Fernando Lores. En 1956, Tamshiyacu contaba con una población de 1580 habitantes.

Acompañado del hermano Octavio Dorion, ex-alumno de la escuela de Bellas Artes de Quebec y enfermero, el R.P. Raynaldo Comtois, doctor en derecho canónico, llegaba a este lugar, el 1 de Julio de 1947. Todo quedaba por hacer. Poco a poco, el Padre construyó su Iglesia sobre un terreno comprado por el Antiguo Vicariato, y su casa, ampliada, por dos veces. La construcción costó la vida de uno de los Obreros que por una maniobra inhábil perdió el equilibrio y cayó de una altura de cerca de 25 pies. 

Todo este trabajo de construcción no podía estar terminado por el año siguiente en que debían llegar a Salamanca, España, una comunidad religiosa LAS SIERVAS DE SAN JOSE para tomar la dirección de la escuela de mujeres. A su llegada, el 27 de Julio de 1948, el Padre Raynaldo les cedió su propia casa, arreglándose en un rincón de su Sacristía, como casa transitoria. Finalmente, se construyó otra residencia.

Encargado por el Prefecto Apostólico de hacer la visita del Alto Napo y del Putumayo, en el curso del año 1951, el P. Raynaldo fue reemplazado por el R.P. Severino Deshaies, recién llegado a la misión. Este reemplazo, joven y ardiente, realizó la construcción definitiva del Convento de las religiosas, la escuela contigua y una pequeña casa para su cocinera, la Sra. Green, canadiense de habla inglesa.

Mi corta estadía en Tamshiyacu en 1955, ha sido fuertemente impresionado por el descubrimiento de los restos del fallecido P. Raynaldo. En efecto, después de 8 años de labor, en el momento en que el estimado Padre podía gozar de una Iglesia toda renovada, Dios lo llamó "para una vida mejor" el 28 de Marzo de 1955.  Las aguas fueron su tumba... Es así que el Autor de la vida llamó a su servidor, a la edad de 49 años, después de 25 años de Sacerdocio: 8 años en el Japón y 10 años, en el Perú... Sus queridos feligreses quedaron inconsolables por la desaparición trágica de su bueno y entregado párroco, cuyos restos fueron descubiertos hacia la mitad de Agosto del mismo año, debido a la bajada pronunciada de las aguas de la quebrada de Tamshiyacu... La identificación de los restos, descubiertos en el mismo lugar donde la embarcación del misionero había golpeado la ribera, ha sido posible gracias a los objetos personales, notablemente su reloj de pulsera. El R.P. Raynaldo descansa ahora bajo el piso cimentado de la Iglesia de este pueblo que el ha santificado con su trabajo apostólico. 

Este acontecimiento trágico puso fin a la larga carrera misionera del querido misionero P. Raynaldo, veterano de las misiones en Japón. Si el inolvidable fundador de Tamshiyacu regresara, estuviera feliz de volver a ver a su Iglesia y el Convento de las religiosas con su techo de zinc, de constatar el feliz funcionamiento de un jardín de infancia, y de un bonito dispensario, creados en el transcurso del año de 1957.

TRADUCCION DEL CAPITULO 111 p. 77 a p. 110 del Libro "COUPS DE RAME" de GAETAN LAVOIE O.F.M. QUEBEC 1960.