Inicio | Correo

VICARIATO APOSTÓLICO SAN JOSE DEL AMAZONAS
Animadores

 

DESCRIPCIÓN

 Desde hace más de treinticinco años el primer ministerio eclesial asumido en el Vicariato es el de los animadores de comunidades cristianas. Son los encargados de animar la vida cristiana en el sentido más amplio, sabiendo que no debe haber divorcio entre la vida familiar, social, política con la cristiana.

 Son líderes cristianos, padres y madres de familia entre los 20 y 35 años que tienen representatividad en las parroquias y el reconocimiento en sus comunidades. Ellos tienen la facultad para realizar la celebración de la palabra, además formar la catequesis para los bautismos y primeras comuniones.

 Su servicio se inserta en todos los campos de la vida social como la educación salud, organización comunitaria y cristiana. Asimismo debe promover la buena conducta entre todos sus moradores y de sus autoridades.

 Por tanto es muy importante que reciban una adecuada formación que tome en cuenta los aspectos bíblicos doctrinales, sociales y pedagógicos-litúrgicos sin desvincularnos de su cultura amazónica.

 

 OBJETIVOS ESPECÍFICOS 

  • Mejorar la capacitación de los líderes de comunidades cristianas
  • Promover la integración y formación de más animadores(as) cristianos, en busca de comunidades orantes, solidarias y que defiendan su medio ambiente.
  • Acompañar a las comunidades cristianas.

 

PRINCIPALES ACTIVIDADES

Los desafíos pastorales son muchos debido: a la dispersión de las comunidades a las que sólo se llega por vía fluvial o aérea, la escasez de animadores cristianos, la especificidad de una pastoral inculturada amazónica para las comunidades nativas y ribereñas (son 15 etnias indígenas).

 En cuanto a las embarcaciones fluviales, son utilizadas por los puestos de misión para sus visitas pastorales, las que por el constante uso y el tiempo de recorrido se desgastan o averían. Se adiciona a esta realidad el precio elevado del combustible.

 Debido al poco movimiento comercial que se realiza en las comunidades y la pobreza en la que viven estos hermanos, los misioneros están obligados a trasladar los alimentos desde la ciudad de Iquitos.

 

Pese a estas limitaciones, realizamos capacitaciones de aproximadamente 1200 horas de formación en 15 parroquias.

 

Para continuar con la labor de formación a nuestros animadores y visitas a las comunidades cristianas, solicitamos su apoyo espiritual y económico, porque la Misión es tarea de todos los cristianos y debemos ser solidarios con los más pobres y más necesitados.


Si desea colaborar con el Vicariato contáctenos.