Inicio | Correo

VICARIATO APOSTÓLICO SAN JOSE DEL AMAZONAS

Parroquia Inmaculada Concepción

 

Equipo misionero

   

Pawel Sprusinski
Sacerdote diocesano

Belén Valverde
Misionera laica

Alfredo Damaso
Misionero laico

 

Reseña Histórica de Pevas

Antes de entrar en la pequeña quebrada del AMPIYACU donde se esconde el pequeño pueblo de PEVAS, el viajero debe continuar su ruta por 10 minutos para ir a identificarse al comandante de la guarnición militar de Pijuayal, en la ribera izquierda del Amazonas, y regresar luego sobre sus pasos para entrar en el Ampiyacu, afluente que sale de la misma ribera. Después de surcar 10 minutos este pequeño río o quebrada, vemos aparecer, a nuestra derecha, el pueblo que desea visitar. Si Ud. partió de la ciudad de Iquitos, habrá recorrido una distancia de 122.2 millas.

Creada capital del distrito del mismo nombre el 11 de Agosto de 1868, Pevas contaba con más de cien años de existencia. En efecto, fundado en 1735 por R.P. Adán Viedmán, S.J., este pueblo estaba compuesto especialmente todo de esta reducción de nativos PEVAS, establecidos anteriormente a la boca de la pequeña quebrada SHICSHITA y que formaban un pequeño pueblo bajo el patronaje de San Ignacio. La insalubridad del lugar obligó el traslado de este pueblo al sitio actual de Pevas.

La partida de los Jesuítas impuesto por una orden del Rey de España, ha sido por este pueblo el principio de un abandono completo. En 1810, Pevas contaba con cerca de 120 familias. En la época del caucho, gozaba de una importancia y de una población considerable, pero la caída de los precios del caucho, le impuso una decadencia, porque, en 1937, no contaba con más de 6 familias.

Dejamos a su fundador, el R.P. Elzear MacDonald, hacernos la descripción de lo que era Pevas en el momento de su llegada a este pueblo.

 "... Desde el 13 de Junio de 1948, yo soy el organizador del puesto de Pevas. Mis vecinos son Mons. Dámaso Laberge, en Indiana, a 96 millas río arriba y el R.P. Leoncio Panneton, en San Pablo, a 87 millas, río abajo. En el principio, había ocho familias, actualmente, en 1955, hay 72 familias en el pueblo mismo. Pevas, como capital posee un consejo municipal, un Juez de Paz, un Puesto de la guardia Civil y una importante guarnición militar... El R.P. Leoncio Panneton me había precedido desde el 7 de Diciembre. La situación era difícil. Desde 30 años no había sacerdote y desde 19 años, había un ministro protestante americano. La simpatía de la gente iba, por consiguiente, al protestantismo. Como me decía uno de ellos; "queríamos oír hablar de Cristo"... El R.P. Leoncio ha ganado la simpatía por su gran bondad hacia los niños. Jugaba y cantaba con ellos; era amado por todos...

.. Se tenía que restaurar la Iglesia, reponer el altar mayor en su sitio: estaba cerca de la puerta porque era el único sitio en donde no llovía. Empecé por tapar los huecos del techo. He tenido que quitar el campanario que iba a terminar por caerse, los termitas habían comido las vigas, he clavado una gran cruz en su sitio. Hice un piso de cemento. De noche, yo llevaba sobre mis hombros un saco de tierra con algunos ayudantes benévolos para levantar más el santuario...

...Los primeros años fue un trabajo negativo. Había que destruir los prejuicios más aferrados con los nativos que eran ignorantes de las cosas de la Fe. Para ganar sus favores, no podía darles regalos, porque había perdido todo dos veces: naufragio del GAULOIS en Shell-Beach, Guyanas inglesa, y nueve meses después, inundaciones en la cala del buque ELMBRANCH en el golfo STREAM. Entonces yo congeniaba con ellos, conversaba como en familia. Durante mis viajes yo dormía en sus casas...Aunque el ministro protestante tenía todo: dinero y regalos, perdió terreno y, al fin, dejo' Pevas. Al principio, algunos venían a misa y al mismo tiempo asistían al oficio protestante...

... Actualmente, celebro dos misas el día domingo: la primera a las 6:45 a.m. para la gente del pueblo con Homilía; la segunda hacia las 9:00 a.m. para la guarnición militar."

En el fondo la población deseaba al misionero católico. Habían levantado para el una humilde casa. La promesa de una comunidad de religiosas obligó al Padre a construir un convento para recibirlsa. Estas religiosas, las misioneras de Nuestra Señora de los Angeles, llegaron en efecto a Pevas el 10 de Mayo de 1951.

Hasta el regreso del Padre Elzear de sus vacaciones en el Canadá, en Abril 1955, había una sola escuela mixta en el pueblo, con 120 alumnos a cargo de una sola profesora. En el transcurso del año siguiente, el Ministerio de Educación creó un centro escolar con la separación de ambos sexos. La escuela de varones pasó bajo la dirección de un profesor ayudado de un auxiliar; la de las mujeres fue confiada a las religiosas. Esta nueva organización dio lugar a un nuevo desarrollo del pueblo que consta actualmente de más de 600 habitantes. 

En la hora actual este "alegre misionero" erige otra residencia en cimento con el fin de convertir la antigua en dispensario-hospital. 

TRADUCCION DEL CAPITULO 111 p. 77 a p. 110 del Libro "COUPS DE RAME" de GAETAN LAVOIE O.F.M. QUEBEC 1960.